Páginas vistas en total

miércoles, 19 de marzo de 2014

Construir una barca




Desde que empezamos a barajar la posibilidad de ir a por este último tratamiento, notaba que algo había en mi que estaba como quebrado.
Cada día luchaba un poco conmigo misma para convencerme de que el milagrito no es tan milagrito, que es una cosa normal que le sucede a casi todas las personas del planeta y por qué no, a mí también. 

Las explosiones emocionales empezaron a llegar sin aviso previo y eso me asustó un poco. Soy una persona a la que le gusta estar alegre, y soy muy celosa de mis sentimientos profundos. No suelo contar cómo me siento y poca gente sabe realmente todo lo que estamos pasando con este proceso. Aún así, estos últimos días tenía una necesidad imperiosa de ponerme a llorar en cualquier momento, he tenido que cerrar ojos y respirar unas cuantas veces en ocasiones donde ponerme a llorar hubiese sido mear totalmente fuera de tiesto...

Sin ir más lejos, el otro día en el trabajo tuve una enganchadita tonta con una compañera por una chorrada sin importancia. En otro momento ni hubiese contestado porque en parte también tenía razón con lo que me decía. Pero ella también tenía un mal día y me habló bastante mal. Cuando se fue del aula, tuve que apartarme porque veía que estaba llegando el momento... Mi compañera flipaba. “Pero si seguro que no lo ha dicho con mala fe mujer...” Pasé de la rabia al llanto en cero coma. Y nada, empecé a las 12 del mediodía, y no pude parar hasta las 19 de la tarde. Tuve que irme del trabajo porque no podía parar. Literalmente. Yo que no soporto el victimismo, que salía de las dificultades con una facilidad que me sorprendía hasta a mí... yo, que cuando aconsejo siempre lo hago desde el humor y el optimismo... ¿¿¿¿dónde estaba yo?????

Eso me hizo pensar que quizás ir a la psicóloga no me iría mal, necesitaba que alguien descodificara tanta pena. 

Ayer fue el primer día. Y la verdad es que fue genial, salí de allí aceptando que lo que me está pasando es totalmente normal, y que debo permitirme sentir dolor, porque este proceso es muy doloroso. 

Pero también me habló del optimismo y de su poder. De cómo una postura confiada hace que la vida también se porte mejor. Me hizo recordar conflictos del pasado de los que he salido sonriente, y de cuáles eran mis herramientas para que eso fuera así. Y descubrí que simplemente no estaba enfadada con la vida. Confiaba y eso me dejaba fluir, me permitía vivir sonriente en una vida que me parecía muy bonita.
Una vida que estos últimos años me ha parecido de lo más injusta y cruel. 

Y aquí está quizás el kit de mi cuestión... Me habló de que cuando el hombre construyó la primera barca de la historia, probó con todos los materiales que tenía al alcance. Y SE QUEDÓ CON LOS QUE SÍ QUE FLOTABAN. Imagina que se hubiese estado lamentando con cada cosa que encontraba que NO flotaba... Jamás hubiese tenido fuerza para construir una barca que saliera a flote... no?? 


10 comentarios:

  1. Alba es normal que tengas los sentimientos a "flor de piel", si juntamos todo el cóctel de hormonas que nos estamos metiendo, mas todos nuestros pensamientos que se acumulan en nuestras cabezas, el stress que generan los tratamientos,etc,etc,etc, nos ponemos a llorar sin motivo aparente, a mi también me pasó y me pasa, tenemos acumulada mucha lucha en este camino y a veces no podemos con tanta carga y "estallamos". Hiciste muy bien en ir al psicólogo, ánimo tenemos que estar fuertes para la siguiente batalla. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Mucho ánimo guapa!!
    Forma parte del proceso estos bajones, el enfado, las lloreras.
    Hiciste muy bien en buscar ayuda en cuanto sentiste que no eras tú.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos Trax, cada día estoy mejor!! Y con vuestros comentarios, esto se hace mucho mas llevadero... besooootes!!!!

      Eliminar
  3. La parte psicológica de todo esto se queda en tercer, cuarto plano,...y creo que es uno de los más importantes. Pasamos por mucho, luchamos por mucho,....y como dices, con cualquier tontería, saltamos sin remedio, como una presa que se desborda.

    Genial lo de la psicóloga, creo que es lo mejor. Ya verás como te ayuda mucho.

    Yo por si acaso no tienes suficiente, te mando un poquito más de ánimo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy... espero que pronto recordemos este trance con una sonrisa, lo que llevamos andado nos cambia tantísimo...
      Gracias por los ánimos, se agradecen mucho muchísimo!!
      Besos guapa!!!

      Eliminar
  4. Lo bueno es q has sido consciente de que esa no eras tu y quizás la situación te estuviera desbordando. Esta lucha nos prueba en todos los sentidos y es fácil renquear o tener un día como el q describes aunq seas la persona más optimista del mundo. Yo también los tuve y es así, pasa.
    Lo bueno es q empiezas a ponerle salida.

    Un besote, mucho ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Testimonios como el tuyo me dan alas para creer más y más en mi sueño. Muchas gracias por los ánimos preciosa!!!
      Besosss!!!

      Eliminar
  5. Como dicen las comáis darse cuenta y buscar esa ayuda es lo mas importante y muchas veces muy complicado.
    Este camino nos pone aprueba día a día, permítete esos momentos de desahogo para poder seguir.
    un petonarru

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso hago, si viene pues viene, me lo voy permitiendo... pero cada día un poco mejor!!! Petons bonica!!!!!

      Eliminar