Páginas vistas en total

viernes, 21 de febrero de 2014

¿¿¿¿Y ahora qué...????




Llevamos unas semanitas de reflexión, después de la última caída al vacío. (ya imaginais de qué hablo...) Después de varias (muchas) inseminaciones y un aborto bioquímico que costó casi medio año de superar, aquí estoy, planteándome muy en serio pasar a la “artillería pesada”, tal y como la llama Xavier, nuestro doctor. FIV. 
Digo planteándome y no planteándonos porque aquí una servidora es una hipocondríaca confesa a la que le cuesta hasta tomarse un gelocatil. Me pienso que tengo varias enfermedades con sólo oír sus síntomas, y lo de las banderillas en las inseminaciones, bufff, monto un drama que es para verme. Necesito un cojín apretando mi cara, mil doscientas respiraciones antes de clavar la mini aguja, trescientos “vale ya!!... No espera, espera!!!!!! Vale, YA!!.... Nono, espera, espera...”  y las lagrimitas post inyección sumadas, como no, con unas cuantas palabrotas.
Así que imaginaros, yo con una FIV. Pero si solo me han operado una vez y la que le lié al anestesista fué para llevarme a hacer películas. Parecía que me iban a matar, y era una operación de apenas 20 minutos... Tal y como me vio de histérica me chutó, antes de la epidural, un calmante intravenoso... mira, pillé tal cebollón que cuando volvía de la intervención parecía que volvía de pegarme la fiesta de mi vida.  

Pero tendré que coger fuerzas, no me queda otra. Si con Fostipur 75 me vuelvo toalmente isoportable, de sensiblona, irritable, etc, etc, etc, con Fostipur 300ml creo que voy a ser la mujer más neurótica del planeta, pobre mi amore... Y bueno, cuando entre a quirófano les lloraré un rato a las enfermeras. Pero mira,  saliendo del quirófano me sentiré la más feliz porque el siguiente paso ya será poner los mini yo+los mini él en mi barriguita, esperando que se abracen muy, muy  fuerte a mi y podamos ser pronto una familia.
Mientras tanto, muuuucha acupuntura, mucho yoga, paseítos, descanso y muuuuucho amor.




Aquí estoy esperándote, con brazos, puertas y ventanas abiertas.











 


8 comentarios:

  1. Yo también soy miedica con el tema médicos, pero desde que empecé mi primera FIV, pinchazos, analíticas, pruebas y mas pruebas y negativos......, cada vez me estoy haciendo mas fuerte y menos miedica. Me mentalizo que lo tengo que hacer para poder llegar a mi sueño y nadie lo va a pasar por mi, mucho ánimo y suerte. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos, sueños, como tú, creo que el anhelo de ser mamá podrá con todos mis miedos!

      Eliminar
  2. Hola Alba. Siento que lo hayas pasado tan mal.
    Yo te comprendo, le tengo terror a las agujas. Jamás me he podido pinchar yo misma.
    Espero que agujas y medicación aparte, cuando te animes a esa artillería pesada, como tú la llamas, te salga un positivo tamaño catedral de Burgos.
    Te deseo lo mejor. Mucha fuerza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos octubre1974, positivismo por la venaaaaa!!!!!!

      Eliminar
  3. Alba, yo empiezo mañana los pinchazos para la primera FIV después de varias IAs negativas. Tómate tu tiempo, pero ya verás cuando tengamos a nuestro peque en brazos, nos olvidaremos de todo esto. Cada pinchazo va a merecer la pena! Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchos ánimos y fuerza para tí tambien Adrastea, ya me contarás como te va con la FIV, mucho ánimo y positivismo para tu nuevo tratamiento, cada vez estamos más cerca... Besos!!!

      Eliminar
  4. Y que no aceptaríamos con tal de tener Mauro en tus brazos?
    Es el precio, unos pinchazos, un hartón de llorar, pero cada "patiment" se verá recompensado y eso es lo que relamente importa.
    No como se llegue, sino llegar.
    A por ellas, me encantará compartir experiencia FIV juntas!
    petonarrus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tooodo!! Lo daría todo, tienes toda la razón...
      A por la FIV compañeraaaaa!!!!!
      Petons!!!!

      Eliminar